Sería todo un sacrilegio...

No Orinar